Hemeroteca de prensa

PSA ajusta una vez más la producción en Balaídos por la falta de cajas de cambio

[Vía: Faro de Vigo]

Las plantas de Villaverde, Figueruelas, Mangualde y Mulhouse adelantan también las vacaciones

Las tensiones en el sistema de suministro de cajas de cambio -que se fabrican principalmente en la planta de Valenciennes- ha modificado los planes de producción de buena parte de las factorías de Grupo PSA. La de Balaídos, que paralizó su actividad cinco días en el último mes, ha tenido que adelantar las vacaciones en ambas líneas. El sistema dos, encargado de ensamblar la nueva generación de furgonetas Citroën, Peugeot y Opel/Vauxhall (proyecto K9) dejará de trabajar esta tarde, antes de las tres semanas de vacaciones, durante las que la compañía gala pretende resolver la falta de aprovisionamientos. El sistema 1, que monta las antiguas furgonetas (B9), se irá de vacaciones este miércoles, según la información aportada por la dirección del centro al comité de empresa. Será la última vez que la factoría viguesa ensamble uno de estos vehículos, que todavía se montarán en Mangualde (Portugal) hasta octubre. El fin del proyecto B9 dará paso a un cambio completo en el sistema 1, que deberá acondicionarse para la producción del todocamino Peugeot (V20).

Según las mismas fuentes las plantas de Villaverde (Madrid), Figueruelas (Zaragoza), Mangualde y Mulhouse (Francia) ya tuvieron que modificar las jornadas laborables en fábrica ante la imposibilidad de disponer de un flujo constante de componentes. «En Vigo se trató de aguantar más por el fin de vida de las antiguas furgonetas», exponen. A fin de garantizar los pedidos de las viejas Berlingo y Partner, y para compensar la pérdida de producción, la fábrica de Balaídos paralizó la producción del K9 en el turno de noche. La planta de Valenciennes mantuvo la producción incluso el 14 de julio, Día Nacional de Francia (conmemora la Toma de la Bastilla), para rebajar las tensiones de suministro en el grupo. Llegó a recibir la visita del expatrón de PSA-Vigo y director Industrial y Supply Chain para Europa, Juan Antonio Muñoz Codina, tras la que se aumentaron las horas extra.

Sentencia

Por otra parte, el Juzgado de lo Social número 1 de Vigo ha desestimado la demanda interpuesta por el sindicato CIG contra el acuerdo colectivo firmado por la compañía con SIT-FSI, UGT, CUT y CC OO. La central nacionalista arremetió entonces contra la reducción de jornada, por ejemplo, pero el tribunal ha entendido que «hay un aspecto fundamental que hace que el acuerdo no sea contrario a derecho, y es que es voluntario». «La demanda debe desestimarse porque no estamos ante un acuerdo que suponga vulnerar derecho alguno por imponerse a los trabajadores sino ante una opción que éstos tienen», zanja el fallo.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn


X