Hemeroteca de prensa

Navantia amadrinará en septiembre el BAM que entregará tres meses después

La Voz de Galicia

 

La firma comunica al comité que iniciará en marzo el segundo logístico australiano

En pleno pulso entre la dirección de Navantia y los representantes de los trabajadores por el conflicto del cuarto convenio colectivo, el pasado septiembre, los responsables del astillero ferrolano decidieron celebrar la botadura del Buque de Acción Marítima (BAM) a puerta cerrada y como un acto interno. El barco fue lanzado al mar sin el módulo de superestructura y el palo, que los trabajadores habían bloqueado como medida de presión, y sin celebrar la tradicional ceremonia de bautismo. Pero superadas esas diferencias, Navantia no quiere dejar pasar la oportunidad de celebrar una ceremonia de amadrinamiento del barco, que tiene previsto desarrollar el próximo septiembre.

Si el calendario de trabajo que maneja la compañía no se modifica, el BAM, bautizado como Furor, será entregado a la Armada española el próximo diciembre. En el astillero de San Fernando (Cádiz), el gemelo, el Audaz, pasará a integrar la flota de la Marina dentro de tan solo cuatro.

Las previsiones sobre este programa fueron abordadas ayer en el transcurso de una reunión celebrada en la antigua Bazán entre el comité de empresa y los responsables del astillero. No obstante, se abordaron otros asuntos relacionados con la carga de trabajo.

En este sentido, se abordó el estado del contrato de construcción de dos buques de aprovisionamiento en combate para la Marina de Australia, asumiendo que el primero registra retraso, por lo que la dirección solicitó la colaboración de los representantes de los trabajadores para recuperar el tiempo perdido, según explicaron fuentes del comité. También informaron de que está previsto que el segundo de los barcos comience a construirse el próximo mes de marzo.

Los portavoces sindicales aseguraron que el retraso experimentado en la obra del primer logístico para la Marina de las antípodas es consecuencia del anterior modelo organizativo de la compañía pública.

Diseño para Estados Unidos

Las opciones que tiene la empresa pública en los programas abiertos por las Armadas de Estados Unidos, Australia y Canadá para la adquisición de fragatas también fue expuesta a los sindicatos en el encuentro. Navantia confía además en que Arabia Saudí firme en el plazo de entre uno o dos meses el contrato para la fabricación de cinco corbetas.

Pendientes de las F-110, cuya orden de ejecución se aguarda para antes del verano 

Uno de los programas estrella que ejecutará Navantia en los próximos años para la Armada española es la futura generación de fragatas, las F-110. Aunque en los últimos años se han desarrollado ya varios programas tecnológicos asociados a esta obra, la orden de ejecución -lo que equivaldría a la firma del contrato- por parte del Ministerio de Defensa de España, que se esperaba para finales del pasado ejercicio, se ha retrasado. Los responsables de la compañía esperan que se produzca antes que acabe el primer semestre de este año. Así se lo transmitieron a los miembros del comité de empresa ferrolano.

Estratégica para la zona

Es una obra de vital importancia para los astilleros de la ría, por cuanto despejará una década de trabajo y también permitirá adecuar las instalaciones de la planta militar a los nuevos requerimientos que plantea el sector.

No obstante, es un programa que está pendiente de la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ya anunció que se abre un nuevo ciclo inversor en su departamento, en el que se incluirán varios programas, ya que son una necesidad de las Fuerzas Armadas, y que esta nueva fase incluirá el programa de construcción de las F-110.

 

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn


X