Hemeroteca de prensa

La solicitud de patentes descendió un 50% en la provincia el año pasado

[Vía Atlántico]

Registra el nivel más bajo de los últimos dos décadas aunque Galicia está entre las que más protegen los inventos

Los productos ‘made in Galicia’ se protegen cada vez menos.  “Hay muchas invenciones pero no se registran tanto como antes”, señala Alberto Alvárez Flores, agente de la propiedad industrial que apunta a la nueva normativa de 2017, más rigurosa, y a la crisis económica como dos de los factores que han determinado el descenso de patentes. En 2018 la solicitud de patentes cayó un 35% en Galicia –se registraron 77- y en la provincia de Pontevedra la bajada fue aún mayor, de casi un 50% y 30 peticiones. Supone el nivel más bajo de los últimos 20 años ya que habría que retroceder hasta 1998 para encontrar un registro similar, según datos de la Axencia Galega de Innovación (GAIN).

El descenso en Galicia sigue la tónica del conjunto de España, donde la bajada fue de un 32% el año pasado, cuando hubo 1.578 solicitudes frente a las cerca de 2.300 de 2017. Pero a pesar de esta caída, la comunidad gallega se posiciona entre las más activas colándose entre las siete primeras en el caso de patentes nacionales y quinta en el caso de peticiones de modelos de utilidad, que se trata de un alternativa de protección de invenciones con un menor coste, procedimiento de concesión más sencillo y menor tiempo en vigor –son 10 años frente a las patentes que son por 20 años-. En este caso –modelos de utilidad- Galicia solicitó 135 el pasado ejercicio y la provincia de Pontevedra 60, lo que supone un crecimiento de un 31% y un 57,8% por ciento, respectivamente, según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas. “La solicitud de patentes ha caído en buena parte porque rige una nueva normativa que es mucho más rigurosa. Antes, básicamente se concedía todo lo que se solicitaba. También es cierto que en épocas de bonanza hubo un exceso y con la crisis se optimizó la protección de las empresas”, indica el abogado Álvarez Flores, que esta semana dio una charla en la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) en Vigo acerca de la protección de marcas en el mercado internacional y en Reino Unido por el Brexit. “Hay mucha incertidumbre, pero a nivel de propiedad industrial hay una instrucción del gobierno británico por la que se van a clonar los expedientes concedidos y en vigor de las marcas”, explica.

Precisamente el despacho del que es socio, Álvarez Real, de Lugo, acaba de abrir una oficina en Londres por el interés que tienen muchas empresas gallegas, entre ellas del sector agroalimentario, conservero o de la automoción, entre otros.

 

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


X