Hemeroteca de prensa

Gestamp aprovecha la ola de externalizaciones para crecer

Expansión

 

HAY 11.000 MILLONES EN JUEGO/ La compañía ganará peso gracias a los planes de los grandes fabricantes mundiales de automóviles de elevar las subcontrataciones.

Gestamp se prepara para aprovechar una nueva oleada de externalización de procesos productivos entre los grandes fabricantes de vehículos del mundo. En este caso, las grandes compañías del sector han comenzado a ceder actividades en las áreas de carrocería y estampación, hasta ahora consideradas estratégicas y de las que apenas un 40% había quedado en manos de terceros. Lo hacen porque quieren centrar sus esfuerzos en retos como la electrificación, el vehículo autónomo, la conectividad o las nuevas formas de movilidad.

“La externalización de la carrocería va aumentando porque los fabricantes tienen grandes retos por delante y eso nos va a permitir crecer más rápido que el mercado”, afirmó el consejero delegado de Gestamp, Francisco López Peña, durante el foro Medcap en la Bolsa de Madrid, en una de sus primeras intervenciones públicas.

Un informe de Roland Berger cifra en 11.000 millones de euros el volumen de mercado que se abre para los proveedores mundiales de chasis y carrocerías como consecuencia de la subcontratación de actividades entre 2020 y 2025. Este negocio pasará de tener un valor de 116.000 millones a 127.000 millones.

12% DE CRECIMIENTO

“Nuestro crecimiento no va a ir por ganar cuota de mercado a los competidores, sino por capturar las oportunidades procedentes de las externalizaciones”, explicó el directivo. La empresa, que dispone de 105 fábricas en 21 países, ya calculó en su folleto de salida a Bolsa hace un año que solo el mercado de la estampación crecerá un 12,5% de media anual entre 2015 y 2020, hasta alcanzar los 11.800 millones.

Gestamp ya produce en Polonia y Rusia toda la carrocería de modelos de Volkswagen como Caddy, Crafter, Polo o Rapid. En Eslovaquia también es capaz de hacer lo propio para el Discovery, de Jaguar Land Rover.

En la pugna por atrapar las nuevas oportunidades de negocio en chasis y carrocerías, la empresa española compite con una quincena de proveedores mundiales de primer nivel, los conocidos como Tier 1, entre los que figuran Benteler, Constellium, Kirchhoff, Magna o Yorozu.

Entre los mayores clientes de Gestamp están, por este orden, Volkswagen, Daimler, Renault Nissan, Ford, BMW y PSA. López Peña consideró que estos grandes grupos se hallan inmersos en “un momento de grandes cambios”.

Al citar los más importantes, destacó como “el más inminente” la llegada del coche eléctrico. “Para nosotros no es una amenaza, sino una oportunidad”, debido a que Gestamp “centra sus esfuerzos en aligerar el peso de las estructuras y en mejorar la seguridad”, lo que encaja con la nueva movilidad.

López Peña calificó de “paso natural” la salida a Bolsa hace un año de la empresa, cuya facturación anual ya supera los 8.000 millones, y adelantó que sus directivos están realizando “aproximaciones” para establecer nuevas alianzas con fabricantes chinos de vehículos.

 

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn


X