Comienza en pruebas a final de año el dron “Targus” de vigilancia marítima

 en Noticia de portada, Noticias
[Vía El Correo Gallego]

Francisco Conde destacó el crecimiento exponencial que tiene el sector aeronáutico

El dron Targus, una versión no tripulada de reconocimiento y vigilancia marítima del mismo nombre, comenzará a finales de este 2019 sus pruebas de vuelo tras tres años de trabajo en el polo aeronáutico de Rozas, en Castro de Rei (Lugo), según aseguró el director de Vehículos Aéreos de Defensa y Seguridad de Indra, Javier Barcala. El anuncio lo hizo en su intervención en el Congreso Internacional Aeronáutico y Espacial que se celebró en Compostela.

La nave es opcionalmente tripulada, por lo que las primeras pruebas serán con tripulante. Según explicó, la próxima meta en Rozas “es crear el Centro de Misión de Proceso de Datos, en el que ya están trabajando y que permitirá obtener datos en tiempo real tanto de naves no tripuladas como de circunstancias para optimizar su gestión, coordinación y eficiencia”.

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, destacó que el sector “está creciendo de forma exponencial”, mientras prevé que “la flota de aeronaves se va a multiplicar en los próximos 20 años”.

Conde aseguró que Galicia cuenta con el “tejido industrial, centros de conocimiento y talento necesarios para que la división aeronáutica sea sólida” y destacó que el Polo Aeroespacial de Galicia ya permitió la creación de 400 empleos y la ejecución de la mitad de los 164 millones de euros programados.

El titular de Industria recordó los proyectos que se están desarrollando y próximamente darán servicios a la sociedad, como el ya citado dron, el dispositivo Lifeseeker para la localización de personas de Centum o la aceleradora BFAero ubicada en Lugo.

El III Congreso Aeronáutico y Espacial reunió a más de 200 empresas con nombres como Boeing, además de instituciones, en una edición en la que aumenta su peso internacional.

Uno de los participantes fue el catedrático de la Universidade de A Coruña Santiago Hernández, que informó sobre el proyecto Stratofly, que “nace con el objetivo de diseñar un avión que volará en la estratosfera a 30 kilómetros de altitud con el objetivo de volar medio perímetro del planeta, 20.000 kilómetros en tres horas”. “Es decir, será capaz de unir Londres y Sidney en tres horas”, manifestó.

La UDC colabora con socios de toda Europa en este proyecto de una nueva aeronave “con el fin de realizar vuelos comerciales a una velocidad supersónica, superior a la de la luz”. Por su parte, el responsable de I+D de Boeing, Larry Ley, destacó la importancia que Galicia adquiere en el mundo a través de iniciativas como Galicia SkyWays Program.

 

Contacte con nosotros

Para cualquier duda o consulta, rellene este formulario y le contestaremos s tan pronto como sea posible.

Escriba el término y pulse enter

X