Hemeroteca de prensa

El aumento de la producción de PSA asegura un junio de «llenazo» en la terminal de Bouzas

Faro de Vigo

 

Solo los fabricados en Balaídos suman más de 10.000 los vehículos estacionados en la campa

La llegada masiva de las K9 garantiza la ocupación este mes de la nueva superficie anexionada

La terminal de vehículos de Bouzas colgará el cartel de completo durante todo junio. El actual «llenazo» que registra la inmensa explanada ya se lo temían los operadores cuando el pasado mes fueron convocados por la Autoridad Portuaria para informarles de las obras en marcha en el recinto Ro-Ro, actuaciones que limitan el espacio de estacionamiento (caso del silo) y los movimientos internos. Aunque entonces no contaban con las complicaciones que surgen ahora al coincidir la saturación en vísperas de la llegada masiva de la nueva generación de furgonetas K9 (Berlingo, Rifter-Partner y Combo) y el aumento de la producción del resto de modelos de PSA. Tanto es así que las empresas ya dan por segura la ocupación de la «Parcela D», los 48.000 m2 que Zona Franca devolvió al Puerto.

A partir de este lunes comenzará el flujo constante desde Balaídos hacia Bouzas de las «caravanas» con las K9. Hasta ahora testimonial, la entrada fuerte de estos modelos será progresiva hasta alcanzar las 600 unidades semanales a finales de este mes, según fuentes de la terminal. A estos vehículos hay que sumar los veteranos Berlingo y Partner. La planta viguesa ya se están produciendo al máximo de su capacidad para abastecer la demanda de estos superventas que dejarán de fabricarse en agosto, de ahí el establecimiento del cuarto turno de trabajo de fin de semana cuya actividad arranca el sábado día 9. Esta extraordinaria actividad se tradujo, como destacaba ayer CC OO, «en la contratación de más de 800 trabajadores, en su mayoría destinados a la constitución del cuarto turno».

Con este ingente número de vehículos saliendo de Balaídos se entiende la congestión que sufre en estos momentos la terminal portuaria, mayor de la que tradicionalmente registra por estas fechas. Solo de la marca PSA se estiman en unos 10.000 los coches estacionados en la campa. Faltarían por contabilizar las unidades pertenecientes a esas otras marcas como Renault, Toyota, Mercedes y Ford que junto a los semirremolques de Gefco y otras cargas de proyectos cada vez ganan más presencia en este gigantesco aparcamiento.

Para la próxima semana hay programados varios embarques de volúmenes importantes, en algunos casos, de hasta 2.500 unidades por buque. Los coches que salgan en estos barcos aliviarán el estacionamiento, pero no lo suficiente como para despreocupar a los operadores. Desde estas empresas se argumenta que por centenares de coches que se embarcan al día en Bouzas entran otros tantos a la campa, por lo que no pueden relajarse creyendo que sobra espacio de ahí esa constante obsesión por optimizarlo al máximo. De hecho ya cuentan con que este grado de lo que definen como «congestión» se mantenga desde ahora y hasta agosto, cuando para la planta de Balaídos.

“Buena falta hará»

Al poco de recuperar la «Parcela D» el pasado marzo, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, predijo que no pasaría mucho tiempo vacía . «Buena falta hará», vaticinó. Y parece haber acertado. Los operadores suscriben el pronóstico de Veiga para esta superficie. Ya anexionada a los dominios portuarios, de momento sigue vacía de vehículos. Probablemente será esta semana cuando comiencen a aparcarse allí los primeros. En principio solo utilizará esta superficie PSA, y únicamente para aparcamiento de stock, aquellos coches sin destino de salida decidido.

La empresa que sí estrenó su concesión dentro de este mismo ámbito es Progeco. Los primeros contenedores depositados por primera vez en esta terminal Ro-Ro destacan ya apilados en la esquina oeste.

 

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn


X