Noticias de Asime

Informe de impacto del COVID19 en el sector metal

Asime ha realizado un estudio entre sus más de 600 empresas asociadas para evaluar el impacto que está teniendo el COVID-19 en el sector del metal gallego. El estudio analiza qué medidas adicionales son necesarias para hacer frente a esta crisis y la incidencia que está teniendo en el sector.

Evolución de la crisis

Asime ha elaborado hasta la fecha dos informes, uno en abril y otro en junio, que arrojan luz sobre el impacto de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

Los resultados de abril mostraron una fuerte caída en la actividad, graves problemas para la adquisición de EPIs, y una enorme adaptabilidad por parte de las empresas, que han priorizado desde el inicio medidas de flexibilización para evitar los ERTE (hasta la fecha estos han tenido una incidencia de un 36% en el sector, siendo de fuerza mayor total o parcial un 60% de los mismos).

Los datos del mes de junio, por su parte, revelan una recuperación paulatina de los niveles de actividad, que en la inmensa mayoría de los casos estaba ya por encima del 50%. Sin embargo, más del 60% de las empresas muestran gran preocupación por la caída de actividad derivada de la falta pedidos y/o subcontratación y por la inestabilidad y falta de certezas sobre la actividad económica, que puede tener un impacto considerable el próximo año.

En el apartado de prevención de riesgos, el informe hace hincapié en que el metal gallego está comprometido con la seguridad de los trabajadores, habiendo implementado en un 90% protocolos específicos. La mayoría de las empresas ha pasado ya la fase de escasez total de equipos de protección individual y más del 90% ha implementado fuertes medidas higiénicas. A esta medida le siguen otras como las restricciones de visitas y reuniones presenciales en la empresa, limitación de aforo en zonas comunes, protocolos de acceso para proveedores y transportistas, o mantener teletrabajo puestos que pueden desempeñarse a distancia.

Medidas necesarias

Desde Asime destacan que casi la mitad de las empresas no ha solicitado a día de hoy ninguna de las medidas paliativas puestas en marcha por la administración central y autonómica. Solo los avales ICO han sido relativamente exitosos en el sector metal. Esto pone de manifiesto que estas medidas no están respondiendo de forma adecuada a la realidad del sector industrial, tal y como destacó Enrique Mallón, Secretario General de Asime.

“Si queremos mantener la industria actual, que está en un nivel bajo respecto a décadas anteriores, debemos facilitar apoyos públicos y sobre todo servicios y suministros a precios competitivos.  La innovación, la digitalización, el comercio exterior, el suelo industrial a precios razonables y el suministro energético estable y competitivo son cuestiones clave que pasan a tener una relevancia crucial ahora que debemos hacer frente al impacto del COVID19.”, insistió Justo Sierra, Presidente de Asime.

Es también remarcable que, según el informe elaborado por Asime, un tercio de las empresas prevé reducir o prescindir de personal externo o temporal como consecuencia de la crisis, por lo que el impacto en el empleo puede ser relevante si no se toman las medidas necesarias.

“Respecto a las perspectivas de reactivación, desde el inicio del estado de alarma, más del 50% de las empresas han registrado caídas de facturación por encima del 25%, pero una gran mayoría espera recuperación en estas cifras en los próximos 3 meses. Si se ponen en marcha las medidas necesarias de apoyo e impulso por parte de todas las administraciones, esperamos poder recuperar como tarde a finales del 2021 las buenas cifras de facturación y empleo que se estaban registrando en el sector en 2019.”

Descargar informe completo

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
X