Noticias de Asime

El sector del metal sufre una caída del 12% en facturación y del 2% en empleo en 2020

  • Los datos presentados por Asime muestran una fuerte afectación debido a la covid-19, con caídas del 19% en facturación y 2% en empleo.
  • Aunque el 2020 ha dejado datos negativos en la industria del metal y sus tecnologías asociadas, el sector confía en comenzar a ver cifras de recuperación a partir del segundo semestre del año 2021.

El sector metal gallego sufrió en 2020 un fuerte impacto de la pandemia del covid-19.

Las distintas actividades representadas en el metal emplearon a más de 57.0000 trabajadores, un 2% menos que en 2019, y generaron una facturación de 12.038 millones de euros, lo que supone una caída histórica del 12%.

Aun así, el sector continúa siendo eje vertebrador de la economía gallega, representando el 20% del PIB.

La balanza comercial fue positiva pero también por debajo del crecimiento esperado, con unas exportaciones que se incrementaron un 14,5% mientras que las importaciones cayeron un 8,7%.

En general, todo el sector se ha comprometido de forma contundente con la prevención y también con la retención de talento, haciendo un esfuerzo por mantener el empleo a pesar de las fuertes caídas en facturación. En general, las empresas del sector han intentado resistir el envite de la crisis tirando de contratos ya cerrados y diversificando su actividad, confiando en que este 2021 se pueda asistir ya a cierta recuperación derivada de la vacunación y el descenso progresivo de la incertidumbre económica.

Afectación por actividades

  • Por sectores, la automoción marcó récord histórico de producción, tirando del empleo y facturación con crecimientos del 1% y 2% respectivamente.
  • Las construcciones y estructuras metálicas fueron otra de las industrias que mejor aguantó la crisis del covid en 2020, registrando una caída del 2% en empleo y aumentando un 3% la facturación.
  • En el otro extremo se encuentran el naval y la automoción. La industria de la construcción y reparación naval cerró el 2020 con una caída del 30% en facturación y del 6% en empleo. Se trata de un mal año para esta industria, que vio caer su cartera de pedidos en un 33% y cerró un 75% menos de nuevos contratos.
  • Por su parte, la aeronáutica sufrió un golpe sin precedentes debido a la caída histórica en el tráfico aéreo a nivel mundial. Esto ha llevado a las empresas del sector a cerrar el año con caídas del 40% en facturación y del 2% en empleo, intentando retener talento con la esperanza puesta en la recuperación.

Retos

Ante esta situación, Enrique Mallón, Secretario General de Asime, destacó algunos puntos clave:

“Estamos ante un momento crítico en el que se necesitan inversiones y una apuesta contundente por la industria. Al mismo tiempo, es preciso ordenar la transición energética con un plan coherente en el que no se permitan cierres sin alternativas, a la vez que se apuesta por industrias estratégicas y se les ofrecen condiciones atractivas para instalarse en nuestra región, que cuenta con enormes posibilidades en áreas tan diversas como eólica marina, la aeronáutica o la automoción”.

“Tenemos en los fondos europeos una oportunidad que no podemos perder en el sector metal gallego. Desde Asime estamos impulsando ya más de 15 proyectos y trabajando en muchos más con las empresas del sector. Tenemos que movilizarnos y trabajar por atraer esas inversiones para nuestra industria”

Así mismo, desde Asime destacan los retos que suponen la movilidad del futuro, la digitalización, el impuesto de matriculaciones o la falta de microchips, que son claves para marcar la tan esperada recuperación.

“A la vez, todo el sector en general necesita atraer inversiones, y este es un reto en el que debemos trabajar desde el sector privado y también desde todas las administraciones, ofreciendo las facilidades e incentivos necesarios para que se apueste por la industria en un territorio con enormes posibilidades como es Galicia”.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
X