Noticias de Asime

Asime presenta el informe semestral del estado del sector metal

  • Los datos presentados por Asime muestran el impacto del Covid-19 en el sector metal, que experimenta caídas del 16% en empleo y del 22% en facturación.

La primera mitad del año 2020 no ha sido un buen semestre para el sector metal gallego, que al igual que el conjunto de la economía española, ha experimentado un fuerte impacto del Covid-19.

Las distintas actividades representadas en la industria del metal generaron empleo para 55.600 trabajadores, un 16% menos que en el mismo periodo de 2019, y generaron una facturación de 5.300 millones de euros, lo que supone un 22% menos respecto a 2019, aunque se mantiene la cuota del 20% del PIB gallego por la bajada global en todo el sector económico.

La balanza comercial fue positiva pero experimentó también caídas del 12% y 27% en exportaciones e importaciones, aunque este descenso fue menos acuciado que en el conjunto de España.

Por actividades

  • La automoción registra las mayores caídas, con un 30% en facturación y un 15% debido al parón de actividad que se produjo en el primer semestre a causa del Covid-19, aunque actualmente es la industria del metal que más está recuperando en la fase post-Covid19. De cara a los próximos meses, se esperan ciertos impactos y habrá que afrontar el reto del vehículo eléctrico, que es cada vez más una realidad.
  • El naval experimentó un 15% de descenso tanto en facturación como en empleo y, aunque resistió mejor los primeros meses de la pandemia, se enfrenta actualmente a una situación difícil por la inestabilidad que impera y que afecta de lleno en la contratación de nuevos barcos, por lo que se prevé impacto en 2021 y 2022. A esto se suma la reducción en las instalaciones de reparación y construcción naval que se ha experimentado en Galicia en este último año.
  • La construcción y estructuras metálicas son la actividad que mejor ha resistido al impacto del Covid-19, cayendo un 10% en facturación y un 5% en empleo.
  • La aeronáutica, nicho de mercado en auge antes de la pandemia, es la actividad más afectada a medio y largo plazo. A pesar de que el sector estaba en crecimiento, con un incremento del 121% en exportaciones, el parón en la aviación comercial provocado por el Covid ha provocado una caída del 13% en empleo y 14% en facturación.

Retos

Enrique Mallón, Secretario General de Asime, destacó que estamos ante datos negativos que probablemente continuarán en los primero meses de 2021, pero hizo una llamada a un moderado optimismo de cara al segundo semestre de 2021:

“La industria gallega tiene la fortaleza necesaria para salir con fuerza de esta crisis en cuanto se encuentre una vacuna, remita la curva de contagios y se recupere la confianza. Los proyectos, conocimiento y talento están ahí, ahora toca retenerlo y aguantar estos meses complicados para renacer con fuerza esperemos que a partir de la segunda mitad de 2021”.

Para impulsar el sector, añadió Enrique Mallón, serán necesarios apoyos públicos en los primeros meses de 2020 y explorar nuevos nichos de mercado como la aviación militar y los drones en la aeronáutica, o la eólica marina, que puede ser tractora en toda la cadena de proveedores del naval, construcción y estructuras metálicas y otras áreas relaciones del sector.

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
X