Noticias de Asime

6 retos y oportunidades para 2022

El 2021 ha sido un año de grandes retos para nuestra industria. Nos hemos enfrentado al impacto de la crisis de la Covid-19 y a la disrupción de la cadena de suministro y de materias primas. Aun así, en Asime miramos con optimismo hacia el 2022, para seguir impulsando juntos un sector como la industria, que es clave en la recuperación económica.

¿Qué retos nos depara este nuevo año? ¡Aquí van nuestros seis propósitos para el 2022!

1. Recuperación

Vacunación

  • Nuestro país ha sido ejemplo internacional por su alto grado de vacunación, y esto es pata fundamental para conseguir la salida de la crisis y recuperación de nuestra economía a niveles pre-pandemia. En este nuevo año, tenemos por delante el reto de la vacunación masiva de toda nuestra población que no la ha recibido aún pero, sobre todo, la extensión de la vacuna a todos los países, ya que en un mundo global como el que vivimos, no podemos salir de esta si no estamos todos en el mismo barco.

Cifras prepandemia

  • A pesar de que estamos aún lejos de los indicadores económicos prepandemia, en 2021 hemos podido asistir al inicio de la recuperación, con mejoras en empleo y productividad. Debemos ahondar ahora en esa tendencia y consolidarla para que el próximo año nos permita cerrar lo más cerca posible de las cifras económicas que teníamos antes de la pandemia.
  • Para ello, será fundamental cerrar nuevos contratos, donde la proyección internacional es fundamental. Por eso apostamos por citas como nuestra feria Mindtech y la asistencia a certámenes comerciales donde exportamos el talento y buen hacer de nuestras empresas.

2. Innovación

Fondos europeos

  • Cerramos el 2021 con la aprobación de los €3.000 millones del PERTE de automoción, un hito importante que debe sin embargo abrir la puerta a la canalización de los fondos europeos a toda la cadena de valor de la industria. El éxito de este nuevo “plan Marshall” reside en gran parte en la permeabilidad de las ayudas a las pymes, que en muchas ocasiones no pueden acometer grandes inversiones en innovación y digitalización sin un respaldo relevante de apoyo público. De eso se tratan estas ayudas, que confiamos ayuden a crecer y recuperarse en sectores clave como el industrial.

3. Restablecimiento de la cadena de suministro

Mayor trazabilidad y apuesta por la relocalización

  • Este año hemos visto un desajuste sin precedentes en las cadenas de suministro. Con el parón provocado por la pandemia, la oferta no ha sido capaz de recuperarse al mismo tiempo que la demanda. Así mismo, el encarecimiento de las materias primas (especialmente la luz y los metales) y los transportes (hasta un 224% en el caso de los contenedores marítimos) han provocado la tormenta perfecta para sectores como el industrial, que han visto dinamitadas sus previsiones y cuentas de resultados. La relocalización europea de materiales estratégicos debe ser una prioridad, a la vez que trabajamos por reimpulsar la oferta a nivel internacional y conseguir cadenas de suministros más trazables y transparentes, que permitan un mejor control y previsión.

4. Digitalización

Hacia la industria 5.0

  • En los meses centrales de la pandemia la digitalización permitió a las empresas del sector mantener su actividad y productividad. Un año después, esas mejoras se han mantenido presentes en la inmensa mayoría de los casos, y las inversiones en digitalización no han hecho sino aumentar. Esto constata el cambio de paradigma al que nos enfrentamos, con una industria que camina ya hacia el 5.0 y que podría tener un impacto del 0,11% del PIB español en 2025, y del 0,36% en 2030 (alrededor de 1.300 y 4.500 millones de euros, respectivamente).
  • Para ello, desde las administraciones, en estrecha colaboración con la industria, se debe facilitar el despliegue de infraestructuras inteligentes basadas en el 5G, el IoT, la robótica o la analítica de datos. 

5. Transición energética

Eólica marina

  • Cerramos el año con la tan reclamada aprobación de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo por parte del gobierno central. Confiamos en que este nuevo marco regulatorio sirva de trampolín para el despegue de esta industria en nuestro territorio, algo que llevamos impulsando en el Galician Offshore Energy Group de Asime desde el año 2013. Con la implantación de parques eólicos marinos en nuestras cosas, podríamos generar hasta 5.000 nuevos empleos de aquí a 2030 y un efecto tractor en 200 empresas. Este es el camino irrenunciable hacia la descarbonización de nuestra economía.

Movilidad del futuro

  • Dentro del nuevo modelo energético va a jugar un papel clave la movilidad del futuro. En los próximos años vamos a cambiar especialmente la forma de desplazarnos, tanto las personas como las mercancías. Esto tendrá un impacto en la industria, que debe adaptarse a la llegada del vehículo eléctrico y autónomo, los barcos no tripulados, los drones, la logística inteligente y muchas otras realidades ligadas a la nueva movilidad. La industria debe invertir ahora en esas innovaciones para adaptar su producción a tiempo. Europa será descarbonizada en 2050, y la industria tendrá que serlo con ella.

Reindustrialización y transición justa

  • En este cambio de paradigma, no debemos olvidarnos de que la transición debe ser justa y ordenada. Por desgracia, este año hemos asistido al cierre de numerosas centrales en Galicia y España que se han quedado sin alternativa. Debemos trabajar más firmemente por atraer inversiones y proyectos a esas plantas e infraestructuras que tienen la capacidad de albergar proyectos renovables ligados a los biocombustibles, el hidrógeno y la producción de elementos renovables.

6. Empleo y formación

Upskilling digital y relevo generacional

  • En un contexto de recuperación como el que se nos presenta, el empleo y la formación jugarán un papel si cabe aún mayor del que ya tenían. Para poder recuperar la competitividad de las empresas se necesitará optimizar procesos y también contar con personal formado que los lleve a cabo. Por ello, será fundamental potenciar las capacidades digitales y tecnológicas en los trabajadores de toda la cadena de valor. Este upskilling profesional masivo de la fuerza laboral del país es un enorme reto pero podría incrementar también un 6,7% del PIB en 2030 y generar 220.000 nuevos empleos.
  • Esta capacitación es un compromiso fundamental para Asime, donde estamos impulsando la atracción de talento y la formación de trabajadores a través de nuestro Instituto de Desarrollo Industrial IDE Asime ; el programa Empreganav y nuestro departamento de formación para la capacitación de perfiles específicos en toda la región de Galicia. Nos enfrentamos a una escasez de más de 500 profesionales formados en Galicia y un relevo generacional comprometido en muchos actividades, desde la logística y transporte hasta el mecanizado o la soldadura.

Todos estos desafíos nos presentan un 2022 cargado de retos, pero en Asime afrontamos con ilusión este nuevo año. ¡Vamos a por ello!

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
X